Click here to see English version 

La idea de un caldo de patas sin patas ha sido chistosísima por las personas que recién ojean mi libro. Y cuando lo prueban están encantadas.

Esa receta fue tomada de mi libro de cocina recién publicado, "Un Mundo de Comida con Los Ingredientes del Ecuador.” En venta en todas las librerías principales del Ecuador y en Amazon.com

¡Qué rico es comer una sopa al estilo de antes, pero con un toque nuevo!
Aún sin la pata, este caldo es sustancioso, pero es rápido y sano también. Como en la época de fiestas se consume tanta golosina y carne, siempre es refrescante tener un plato que nos llene y que ayude al organismo. En este caso, a la digestión.

¡Ojo! La creencia tradicional de que el maní es pesado preocupa menos ahora, porque la pasta de maní o maní molido que se consigue en las ferias o tiendas viene bien tostada (que no quiere decir chamuscada).

Refrito:
1 cucharada de aceite
1/2 cucharadita de pasta de achiote
3 cebollas blancas picadas
3 dientes de ajo picados
¼ de cucharadita de comino, recien tostado y molido
 1/2 litros de agua hirviendo
4 tazas de mote cocido
3 cucharadas de maní molido
1 1/2 tazas de leche
Sal
1 taza de queso blanco

Prepare el refrito en una  olla para sopa. Después, ­retire la mitad y guárdelo. Añada el agua hirviendo, el mote y la sal. Cocine durante 15 minutos

Saque ¾ de taza de mote del caldo y licúelo con la leche y maní. Vierta esa mezcla al caldo y cocine durante 10 minutos más o hasta que se haya espesado un poco.

Para servir, agregue el queso y la mitad del refrito guardado. Cocine durante 5 minutos. Si desea puede acompañar con ají de tomate de árbol.

Comiendo del arcoiris:

B-Aporta fibra C-Aporta proteína F-Ingredientes locales/nativos

B-Aporta fibra
C-Aporta proteína
F-Ingredientes locales/nativos

Comment