Estamos aprendiendo lo importante que es comer mucho pescado por la calidad positiva de su grasa,  PERO he notado que poca gente en los Andes lo prepara regularmente.  Por eso, les ofrezco esta receta sumamente sencilla.  Sale fascinante por ser apanado con amaranto que le da una increíble textura crocante y también aporta fibra. Y de “yapa”(algo especial añadido gratuitamente), las semillas de amaranto se parecen perlitas brillantes.

El exterior del pescado sale deliciosamente crocante y adentro queda con todos sus jugos.

Pescado "prieta" con amaranto

1/2 taza de las semillas del amaranto negro (ataco)
1 litro de agua
4 o 5 filetes de pescado (pargo, lenguado, dorado)
¼ taza de harina (puede ser de amaranto o de trigo), con sal
1 o 2 huevos, batidos con 2 a 4 cucharaditas de agua
1 a 2  cucharadas grasa -- mitad mantequilla y mitad aceite
perejil y gajos de limón

Añade el amaranto al agua, caliente hasta que hierva.  Cocinarlo durante 10 minutos.  Cernirlo y poner en un tazón plano.

Aliste un plato con harina mezclado con sal y otro plato con huevo batido.

Seque los filetes y pasar uno por uno primero en la harina, luego en el huevo y al último con la mano aplastar una capa del amaranto por todos los lados de los filetes.

Caliente la mantequilla con el aceite a una temperatura moderada. Freír los filetes lo mínimo que sea necesario. Dependiendo de su grosor, de 2 a 4 minutos en el primer lado y de 1 a 2 minutos por el otro lado.  El exterior sale deliciosamente crocante y adentro el pescado queda con todos sus jugos.

Servir enseguida con el perejil y el limón.   

a-Aporta vitaminas, minerales y antioxidantes b-Aporta fibra c-Aporta proteina d-Baja en grasa e-Baja en calorias f-Ingredientes locales/nativos

a-Aporta vitaminas, minerales y antioxidantes
b-Aporta fibra
c-Aporta proteina
d-Baja en grasa
e-Baja en calorias
f-Ingredientes locales/nativos

Comment